domingo, 15 de octubre de 2017

Jordania: Petra: del Wadi al Tesoro

Empezamos nuestro recorrido de dos días en Petra, del cual el primer día dedicaremos la mañana a recorrer el Wadi, el Siq, observaremos los cambios de color de Al Kahzneh, el Tesoro, que contemplaremos en tonos más ocres por la mañana y al atardecer de un color más rosado.

Visitaremos la avenida de las Fachadas y las tumbas nabateas, el Teatro y la Avenida de las Columnas, donde pararemos a comer algo antes de empezar el ascenso a Ad Deir, el Monasterio, al que llegaremos pasando por el triclinium del león.

Poco después de cruzar la entrada la primera construcción que encontramos son tres grandes monolitos de piedra conocidos como "los cubos de los Jinn". Jinn en árabe significa 'genio'.  Según la leyenda, estos bloques se construyeron para alojar a los genios. Realmente se trata de tumbas inacabadas.


Foto: Cubos de los jinn (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

A la izquierda divisamos la llamada tumba de los obeliscos, que en la parte de abajo tiene el triclinium de Bab as-Siq. Se denomina triclinium a un salón destinado a comedor en las viviendas romanas. En este caso el triclinium tiene tres salas donde se realizaban ritos funerarios.



Foto: Tumba de los obeliscos/Triclinium de Bab-as-Siq (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

En seguida entramos en el cañón de Petra.


Foto: Cañón de Petra
Autora: Marta Leonor Vidal García


En sus paredes se observan los canales que en su día sirvieron para un sistema de abastecimiento de agua en la ciudad, que circulaba por canales excavados en las rocas y revestidos con un revoque impermeable o por tuberías de terracota. Los nabateos fueron también grandes maestros en el arte de la ingeniería hidráulica. Desarrollaron un sofisticado sistema de acueductos y construyeron diques, embalses, grandes cisternas, tanques, aljibes y fuentes públicas. 



Foto: Cañón de Petra
Autora: Marta Leonor Vidal García

En la ruta del cañón encontramos un altar nabateo


Foto: Altar nabateo (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García


Una tumba monolítica decorada con un friso de estilo asirio.


Foto: Tumba (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Una curiosa formación rocosa con la forma de un elefante.



Foto: formación rocosa del elefante (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Y nichos votivos y tumbas en las paredes. Se conocen como  betilos, que representan a las divinidades nabateas y consisten en una escultura de una piedra dentro de un templete.


Foto: betilos (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Petra nació ligada al comercio de las caravanas que unían el Mediterráneo con Egipto, Siria y Arabia, transportando mercancías de lujo como especias, seda, marfil e incienso, gravadas con enormes tasas por los nabateos. Ese carácter ha quedado reflejado en un relieve que muestra una caravana de camellos.





Fotos: Relieves de caravana de camellos (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Y ya nos acercamos al Siq.


Foto: Siq (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Y el Siq, la foto hecha un millón de veces en Petra, que deja entrever el edificio del Tesoro en la rendija.



Foto: Siq (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Al Kahzneh, el Tesoro, es sin duda, el monumento más fotografiado de Petra desde que lo popularizara la película de Spielberg "Indiana Jones y la última cruzada".

Se trata de  una estructura de 40 m de altura por 28 m de anchura, sin precedentes en Petra, posiblemente tallada por artesanos helenísticos de Oriente Próximo, probablemente en el siglo I a.C. durante el reinado de Aretas III.  


Foto: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

La fachada tiene dos niveles. En el superior hay representadas tres falsas glorietas con seis columnas frontales. Las glorietas laterales son cuadradas y tienen un techo en forma de frontón inclinado hacia los lados, y la central es redonda; sobre ésta se halla la urna y la figura de un águila que simboliza una deidad masculina nabatea. En las paredes sin excavar de las falsas glorietas hay relieves. En la central, la figura de la diosa de la fertilidad nabatea, Al Uzza (Isis).


Foto: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

El nivel inferior, de 12 m de altura, está decorado con seis columnas corintias que soportan un frontón, y a los lados hay relieves escultóricos que podrían representar a los dióscuros, Cástor y Pólux, hijos de Zeus.


Foto: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

El friso está decorado con volutas.


Foto: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García


La función del edificio no está clara. Se supone que se construyó como un templo o una tumba real. El nombre de "El Tesoro" viene de la leyenda de que había un tesoro escondido en el tholos, la cúpula, lo que llevó a los beduinos a despacharse a tiros contra ella.



Fotos: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García


Cuando bajemos del Monasterio al atardecer, volveremos a ver El Tesoro, revestido de una bella tonalidad rosada, que adelanto en esta entrada para que podamos contrastar con las fotos anteriores y apreciar el cambio de color de la piedra.







Fotos: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Como comenté ante, los beduinos creían que los piratas habían escondido un importante tesoro faraónico en el tholos, la cúpula cónica en forma coronada por una urna gigante que hay en la glorieta central del segundo nivel y de ahí tomó su nombre el edificio.


Foto: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Los disparos realizados por los beudinos contra la zona de la urna pueden apreciarse desde abajo. La urna realmente tenía carácter funerario.


Foto: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

La figura central se ha identificado con la diosa nabatea Al Uzza, identificada con Isis, que se llevó también su porción de disparos.


Fotos: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Otros relieves representan figuras mitológicas como victorias aladas, amazonas danzantes, esfinges, águilas y grifos.








Fotos: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García



Foto: El Tesoro -Al Kahzneh- (Petra)

Anteriores entradas: Jordania en 8 días: información generalPetra en dos días: información general, entrada y rutas, Siq al barid (la pequeña Petra).

sábado, 30 de septiembre de 2017

Jordania: Petra: La pequeña Petra (Siq al Barid)

La conocida como Pequeña Petra, Siq al Barid (que significa 'el cañón frío'), es un pequeño recinto situado a 10 kms de Petra en Bayda y que bien sirve de aperitivo a la visita que nos espera. Por esa razón es aconsejable hacerla el día anterior y preferiblemente al atardecer. Se recorre rápido. La entrada es gratuita.

La Pequeña Petra al igual que su hermana mayor es una ciuda nabatea también edificada en las paredes de piedra arenisca de un cañón.




Foto: Siq al Barid
Autora: Marta Leonor Vidal García

Se cree que la pequeña Petra se edificó en el S. I, en pleno apogeo del reino nabateo.




Foto: Siq al Barid
Autora: Marta Leonor Vidal García


Algunos arqueólogos apuntan a que pudo construirse simplemente como un barrio de Petra dirigido a alojar a los comerciantes en tránsito en la Ruta de la Seda, algo así como una ciudad dormitorio.






Fotos: Siq al Barid
Autora: Marta Leonor Vidal García

Siq al Barid conserva algunas edificaciones en la roca que nos dan un pequeño anticipo de lo que vamos a encontrar mañana en Petra.

Aquí tenemos un triclinium con columnas.


Foto: Siq al Barid

Autora: Marta Leonor Vidal García

Y aquí la fachada de este edificio, con apariencia de templo.





Foto: Siq al Barid
Autora: Marta Leonor Vidal García

Cerca de Siq al Barid, en la carretera, se encuentra el Salón de Umm Qussa, un triclinium abovedado que formaba parte de un gran complejo nabateo que se extendía por la zona y contaba con canteras, cisternas de almacenamiento de agua, un gran estanque y canales. Por sus características de construcción, Umm Qussa podría haber sido un lugar sagrado donde tenían lugar ritos funerarios.








Fotos:  Salón de Umm Qussa
Autora: Marta Leonor Vidal García

La zona de Bayda, que yo visité a última hora de la tarde, tiene más cosas que ver, así que les dejo un mapa, como siempre, para que no se me pierdan.





Anteriores entradas: Jordania en 8 días: información general. Petra en dos días: información general, entrada y rutas.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Jordania: Petra en dos días: Información general, entrada y rutas

Petra es sin duda el monumento más emblemático de Jordania, un lugar único por su belleza y espectacularidad al que hay que ir al menos una vez. Yo ya llevo dos y debo decir que me impactó mucho más en la segunda visita que en la primera.


La zona Petra ya estuvo habitada en el neolítico, del que se conservan restos arqueológicos el yacimiento de Al Bayda, una de las primeras comunidades agrícolas de Oriente Medio, a 10 kms del recinto arqueológico.

Petra fue la capital del reino de los nabateos, una tribu árabe nómada llegada del oeste de Arabia en el s. VI a.d.C., que se hizo con el  control de las rutas comerciales tras derrotar a los edomitas.

La historia de Petra está estrechamente ligada al comercio caravanero, del que los nabateos se convirtieron en los líderes de la región.

Petra fue construida sobre roca arenisca entre un laberinto de cañones creados en la roca por la erosión del agua a través de miles de años. La entrada a Petra es una impresionante y estrecha garganta de 1.200 metros de largo, rodeada de acantilados de hasta 80 metros de altura.



Foto:  Cañón de Petra

Autora: Marta Leonor Vidal García


La seguridad del emplazamiento hizo de Petra un lugar clave en las rutas de las caravanas que unían el Mediterráneo con Egipto, Siria y Arabia, transportando mercancías de lujo como especias, seda, marfil e incienso, gravadas con enormes tasas por los nabateos.






Fotos:  relieves de una caravana de camellos en el Siq 
Autora: Marta Leonor Vidal García




Petra contó además con un avanzado sistema de abastecimiento de agua a través de galerías excavadas en la roca y cisternas.


Foto:  canalizaciones de agua en el Cañón de Petra
Autora: Marta Leonor Vidal García

Su intensa actividad comercial generó muchos beneficios a los nabateos y convirtió Petra en un enclave muy apetecible en términos de recaudación fiscal, que le disputaron a los nabateos primero Alejandro Magno y luego los romanos, que trataron varias veces de anexionarse el reino nabateo para su provincia en Siria.




Foto: calle de las Fachadas
Autora: Marta Leonor Vidal García

Petra tiene una arquitectura muy singular y que fusiona muchos estilos.


Los monumentos funerarios, que usan la técnica de tumbas talladas en la roca, tienen su antecedente en el conjunto de Naq i-Rushtan, la necrópolis de los reyes aqueménidas cercana a Persépolis, en Irán, lugar de entierro de los reyes persas como Darío I o Jerjes, costumbre que luego se acabó extendiendo por todo el Oriente helenístico.




Foto:  Tumba del Palacio (Tumbas reales)
Autora: Marta Leonor Vidal García

La arquitectura nabatea evidencia las influencias orientales en la decoración: uso de escalinatas en la cima de los monumentos, obeliscos y motivos geométricos, basada en modelos asirios, persas o egipcios.







Fotos:  Escalinatas 
Autora: Marta Leonor Vidal García


En el año 75 d.C. el último rey nabateo trasladó la capital de Petra a Busra, localidad al norte de Siria que era famosa por su Anfiteatro (si todavía existe..).

En el siglo I se inició la construcción de estructuras monumentales: el Tesoro (al Khazneh), el Monasterio (Ad Deir), las tumbas del Palacio y de Corintio.

En el 106 d.C. el reino nabateo fue incorporado al Imperio Romano por Trajano. Petra recibió el título de "metrópolis" y luego de colonia romana.

En la época romana se incorporan elementos de estilo más barroco, de inspiración helenística y romana. Se remodeló y amplió la capacidad del Teatro a 6000 espectadores y se construyó una Avenida con columnas, porticada a ambos lados.




Foto: Teatro
Autora: Marta Leonor Vidal García


Durante el siglo II se incorporan elementos arquitectónicos helenísticos y se crea un estilo nuevo de capitel, el capitel nabateo, similar al corintio pero con cuernos.




Foto: Capitel nabateo
Autora: Marta Leonor Vidal García


Durante la dominación bizantina, se construyeron grandes iglesias fastuosamente decoradas con piedra traída de Grecia, Egipto, de la que ha sobrevivido la Iglesia Bizantina, con sus mosaicos.






 Foto: Iglesia bizantina
Autora: Marta Leonor Vidal García

El declive de Petra se inicia con el surgimiento de Palmira en Siria (que tuve el privilegio de visitar antes de que la destruyeran unos animales) y la apertura de nuevas rutas comerciales.

Como si se hubiera desvanecido de la memoria de la Historia, de repente, en el s. XIII, Petra deja de existir en crónicas y documentos.

La ciudad, olvidada, se convierte en el refugio de los beduinos que habitaban en ellas y ocultaron su existencia, hasta que en 1812 el suizo Buckhardt,  atraido por los comentarios de los habitantes, tras aclimatarse entre los beduinos para ocultar sus intenciones y convertirse al Islam, redescubrió la ciudad que había estado oculta al mundo durante durante siglos.



ALOJAMIENTO

La localidad base para las visitas a Petra es el pueblo de Wadi Moussa, sin ningún otro interés más que la visita al recinto.



En Wadi Moussa en general los alojamientos no son baratos. Es una localidad pequeña que vive de y para los grupos de turistas que hacen allí noche para visitar Petra.

Tienen la clásica infraestructura hotelera de 5 estrellas, como el Mövenpick, donde me alojé en 2002.



Y en precio más económico este hotel, que reservé por booking, no está mal:

LA MAISON HOTEL

Wadi Musa,
Tfno: +96232156401

Tiene una ubicación excelente, al lado mismo de la entrada al recinto arqueológico. Una buena opción en precio medio en una localidad que no es barata. Única pega: un aparato de aire acondicionado viejísimo en la habitación que hacía un ruido tremendo.



ENTRADAS A PETRA

La entrada a Petra es cara. Viene a ser el Machu Picchu de Oriente Medio. Por lo demás, Jordania, como ya tendrán ocasión de comprobar cuando vayan, no es un país barato. 


Se puede comprar la entrada a Petra para uno, dos o tres días. Hay aparte otra entrada nocturna solo para ver el Tesoro lleno de velitas, que no compré. 




La entrada se puede comprar:


-  Directamente a precio normal en la taquilla del recinto.


- Por internet con pago on line antes del viaje con la Jordan Pass, que da acceso a los monumentos del país con descuento. 

Oficina de Turismo de Jordania


Visit Petra


¿CUÁNTOS DÍAS EN PETRA?


Es la pregunta del millón de dólares. Un día en Petra es poco, salvo que no se tenga opción. Tres ya me parece excesivo salvo que se tenga interés especial en visitar la tumba del turcomano o la de la serpiente, que están muy alejadas del recinto principal. Dos días completos me parece la elección perfecta.


Un consejo que doy es antes de ver Petra visitar la Pequeña Petra, Siq al Barid, una mini-Petra con un desfiladero y dos tumbas, que esta a 10 kms de Petra, en Bayda. Es un lugar agradable para ver el atardecer. Y es mejor verla antes porque después ya sabría a poco. Entrada gratuita.




Foto:  Siq al Barid (la Pequeña Petra)
Autora: Marta Leonor Vidal García

COMO DISTRIBUIR VISITAS EN EL RECINTO EN DOS DÍAS




Si se dedican dos días al recinto recomiendo repartir en días distintos el Monasterio y el Altar de los Sacrificios, que son los dos puntos que requieren mayor esfuerzo en la subida. Hacerlo en el mismo día es una paliza salvo que una sea Edurne Pasaban. En este segundo viaje me resultó mucho más fatigosa la subida al Monasterio. Es cierto que la vez anterior fue en noviembre con unas temperaturas mucho más suaves. Bueno, y que yo tenía 13 años menos. 

Recomiendo llevar algo para cubrir la cabeza en las pateadas por Petra porque yo estaba sintiendo que se me derretían los sesos debajo de mi pashmina blanca, colocada a modo de turbante.


MAPA DE PETRA




ITINERARIOS 


PRIMER DÍA


Entrada: Cauce del wadi: Cubos de los Jinn-Tumba de los obeliscos/Triclinio de Bab as-Siq.




Foto: Cubos de los Jinn
Autora: Marta Leonor Vidal García

Garganta de As Siq-Al Khaznah (el Tesoro)- Calle de las Fachadas- Tumbas nabateas-Teatro.




Foto: Garganta de As Siq
Autora: Marta Leonor Vidal García


Y la primera vista de Al Khaznah (el Tesoro)




Foto: Al Khaznah (el Tesoro)
Autora: Marta Leonor Vidal García


De allí seguimos por la calle de las Fachadas y las tumbas nabateas y el teatro.




Foto: Tumbas nabateas
Autora: Marta Leonor Vidal García


Continuamos por la Avenida de las Columnas con parada para comer en alguno de los restaurantes de la zona.




Y desde allí, la subida a Ad Deir, el Monasterio, pasando por el Triclinium del León.




Foto: detalle del Triclinium del león
Autora: Marta Leonor Vidal García

Se alquilan burros para subir al Monasterio, aunque yo las dos veces la he hecho a pie.




Foto: El Monasterio
Autora: Marta Leonor Vidal García

Regreso al atardecer, disfrutando del cambio de color de Al Khaznah (el Tesoro), que coge una bonita tonalidad rosada.




Foto: Al Khaznah (el Tesoro)
Autora: Marta Leonor Vidal García

SEGUNDO DÍA

Entrada: Cauce del wadi: Cubos de los jinn-Tumba de los obeliscos/Triclinio de Bab as-Siq.




Foto: Tumba de los obeliscos
Autora: Marta Leonor Vidal García

Garganta de As Siq-Al Khaznah (el Tesoro)-Calle de las Fachadas- Tumbas nabateas.



Subida al Lugar Alto del Sacrificio, donde se celebraban ceremonias en honor a los dioses nabateos y posiblemente ritos funerarios.



Foto: Lugar Alto del Sacrificio
Autora: Marta Leonor Vidal García

Obeliscos-descenso a la Fuente del León-Tumba Renacentista-Tumba del Frontón Partido-Triclinium coloreado-Tumba de an Nijr-Triclinium con la Tumba del Jardín-Tumba del Soldado Romano.





Foto: El Triclinium coloreado
Autora: Marta Leonor Vidal García


Aviso que esta ruta está ausente de señalización. Hay que dejar a la espalda el Altar de los Sacrificios y a la izquierda los obeliscos y descender a la derecha, luego a la derecha de nuevo e ir bajando.




Foto: Tumba del Jardín
Autora: Marta Leonor Vidal García


Al acabar el recorrido en la tumba del soldado romano, desde allí se puede ir a la zona de los restaurantes de la Avenida de las Columnas, siguiendo el camino marcado por una única columna,  que formó parte en su día de un templo, hoy en ruinas, y que marcaba el camino a Egipto por la ruta de Naqb al Ruba'i. Para que no se me pierdan les pongo la foto. Yo me perdí, pero cuando uno se pierde en Petra siempre aparece un vendedor ambulante o en mi caso un samaritano con un burro, que me guió. 




Foto: Columna de la via de Naqb al Ruba'i
Autora: Marta Leonor Vidal García


Podemos aprovechar el segundo día para visitar la Iglesia Bizantina y las ruinas del Templo de los Leones Alados, ambas junto a la Avenida de las Columnas.




Foto: Templo de los Leones Alados
Autora: Marta Leonor Vidal García

Tarde: Visita a las Tumbas Reales, donde se enterró a dignatarios nabateos (Tumba de la urna-Tumba de la seda-Tumba corintia-Tumba del palacio) y a la Tumba de Sextus Florentinus, que está cerca pero un poco apartada de las otras, hay que seguir y bajar a la derecha.



Foto: Tumbas Reales
Autora: Marta Leonor Vidal García